jueves, agosto 25, 2011

628. Que sabe nadie (Summer '011)



Que sí, que volvía. Que sí, que no me lo creo ni yo, pero algo habrá que hacer, para no terminar quedándome con la sensación de ser como la "falsa monea"...

Hay por ahí (mirad, chicos tuenti, lo que hace cambiar la "h" de sitio) un par de posts a medio, que espero que salgan para adelante y que me parecen interesantes, pero por ahora, un breve resumen de qué ha sido de mi vida estas últimas semanas.

Al igual que unas viudas escocías recuerdan que tenían una granja en África, yo creo recordar que tuve vacaciones allá por el mes de julio. Vacaciones Santillana que, acorde a los tiempos que corren de crisis, fueron principalmente del tipo "gorroneosjolidei". ¿No os parece extraño que ése amigo que tenéis a cientos de km dos meses antes de que llegue el verano, empiece a dar señales de vida? Está allanando el terreno para que le sirvas de bed-n-breakfast, cama caliente o un simple sofá con cojín donde pernoctar en su próximo viaje.

Pues eso, que abusando no sexualmente de la paciencia de Crawlertls y de su marido, J. de Navarra, me fui a Madrid al encuentro de mi marido, que venía de un curso en Alemania, Pepe y pasar el fin de semana en la capi... O más bien en su casa. Caris, es lo que tiene vivir en un peazo duplex con una terraza inmensa y que la urbanización tenga piscina... ¿Quién quiere salir de allí? Con lo decadente que queda encebollarse tirado en una tumbona en la terraza... Los pacharanes corrían como si tuviéramos un hijo en la cárcel.

Amor y lujo, que lo llaman.

Mi Santo se volvió a Furcia y yo me quedé unos días más para poder quedar con gente que, en los típicos viajes de fin de semana, no puedo ver: Bosques y a toda la caterva del FLU: Tony Tornado, Proudstar, Fido, Soliloco y demás familia. Ah, y hacer algo de vida cultural: la exposición de "Los tesoros de Polonia" (muy bien explicada por mi hijo extrauterino, HM) y otra en el Caixaforum sobre la arquitectura rusa. ¡Toma ya!



El otro periplo vacacional fue en Barcelona, en casa de dos insurrectos que no tienen palabra y que han vuelto a la blogosfera: I Punto (o Un cangrejo desde la Luna) y El Sombrerero Loco. Que si visita a la ciudad condal, que si playa nudista, que si playa no nudista, que si cerveza, que si unas banderillas, que si "los viernes pasta", que si cena en un mexicano, que si barra libre de margaritas, que si vermú, que si unas risas, que si visita de Señoras que tienen hijos negros y Señoras que parecen el Capitán Cavernícola...

Así es normal que llegara el 1 de agosto, que casi no entrara en el uniforme del curro y que decidiera ponerme a régimen. Por lo que el síndrome postvacacional se acentuó aún más. Tranquis que Shepperdsen no ha muerto porque a) le haya rebanado el pescuezo o b) se haya suicidado tirándose tres veces desde el balcón de un primero...
 

Mañana a ver si este calor matutino (que haga 25 grados a las 8.45 NO es de recibo) me permite estrujarme un poco más la sesera y saco algo verdaderamente leíble.


[Canción recomendada: Aerolíneas Federales "Vacaciones"]

9 comentarios:

El Sombrerero Loco dijo...

No sabes hasta qué punto me siento identificado... por allá en diciembre dos individuos de más allá del Ebro empezaron a dar señales de vida, llegados a este punto veo que era para pasar las vacaciones en nuestra casa de la playa, que es la misma que la de la montaña y la de la ciudad, que gente por DioR...
Uno de estos días cuento yo mis vacaciones de acá por allá, de Asia a EEUU pasando por la Polinesia... sólo tengo que atarlo todo bien para que no se vea que es todo mentira.

Sr_Skyzos dijo...

¿Mentiras? ¿Va a ser mentira que no conocéis a Chulaborn?

Sufur dijo...

Jajaja brutal lo de los niños tuenti. Y lo de los pacharanes... y todo, vaya. Cuánta razón tienes con lo de los amigos que dan señales de vida dos meses antes del verano: ¡muy agudo! De esos hemos tenido la casa llena en Londres todo el verano ;-)

Sr_Skyzos dijo...

De quién si no saqué yo el término de "gorroneo's holidays"...

Yo tengo un amigo en Londres y la primera vez que fuimos a verlo nos dijo "pues decídmelo y os pillo un B-n-B barato y así podemos quedar un día y tal." El pobre no nos dio pie siquiera a que nos quedáramos en su casa, cosa que me parece estupenda, porque dice que ya había tenido muchos desengaños con ciertos amigos que desaparecieron de la noche a la mañana después de abusar de su hospitalidad como anfitrión.

El escriba dijo...

De gorroneos en casas ajenas no hablaré... pero yo también he de decir que he practicado el gorroneojolidei este verano, aunque sea poco...

Sr_Skyzos dijo...

¿Para qué están los amigos?

Pixie dijo...

Admiro a la gente que tiene el morro de acomodarse en casa de otros y de los otros que tienen a bien abrir la puerta a invitados. Yo soy incapaz de pasar una noche en casa de nadie, supongo que eso es una muestra de cierta incapacidad de socialización, de llevar tu amistad a un grado más allá, ya que la convivencia, aun siendo por un periodo corto de tiempo es un ejercicio bastante difícil.

Un cangrejo desde la Luna dijo...

Sobre tu visita a Barcelona, me hubiese gustado que hubieses rememorado el momento que pasas del Pratti al Martini. O como comienzas haciendo sushi y acabas friendo croquetas del Mercadona, que también hay que saber perder xP

Sabes que podéis venir con todo el morro y acomodaros siempre que queráis... a nosotros no nos gusta de criticar, ejem... xD

I.

Sr_Skyzos dijo...

*Pixie: En mi casa siempre hemos sido muy hospitalarios, más que acostumbrados a cenas de 8 o 10 personas; y lo de tener invitados, pues dependiendo del sitio.

Respecto a la convivencia, hay un frase que dice algo así como que las visitas tienes que ser como el pescado: desaparecen cuando empiezan a oler.


*Un cangrejo desde la Luna: He dejado MUCHAS cosas en el tintero, para la intimidad... Y para que no nos quiten la exclusiva de la franquicia del noodles.

¡Le tomo la palabra!