lunes, mayo 09, 2011

615. S.O.S.4.8 2011



No no he muerto. Aunque lo pueda parecer debido a la periodicidad de las actualizaciones. La vagancia, la ciática y el leit motiv de mi vida últimamente: rasking the balls.

Este finde ha sido intenso. Teníamos el S.O.S.4.8, edición 2011 (la cuarta, por mucho que Alaska diga en su blog que ella inauguró el primero, cuando vinieron a actuar en el segundo) y el Hostal Shepperdsen-Skyzos pasó de tener dos inquilinos a siete. ¿Que cómo se lleva? Muy bien, gracias a las camas de más, las Restform que se mueven más que las maletas viajeras y a la amenaza de que sólo teníamos tres minutos de agua caliente por persona. Qué gran general perdió el ejército español conmigo...

 

El viernes se personaron en casa el Sr. HM y parte de la troupe cartagenera amigos de Mi Santo (Exit y su sosias N. -si me llegan a decir que yo me iba a llevar así de bien con un jeviata, no me lo creo, pero claro, somos los dos igual de burros-, A. y M.) Después de dejarnos presentes tales como dos gaticos nuevos con los que hacer nuestra propia versión de los anuncios de la Mixta (clic y clic) y una botella de ginebra supermonadivinadelamuerte ("¿eso que lleva ahí no es un cockring?", frase imborrable que no pronuncié yo, que conste), nos encaminamos al recinto. 

Lo que demuestra que un festival está bien montado son varias cosas: que no haya que hacer excesivas colas para entrar, que la media de espera para ir al baño sea de 2 minutos y que los conciertos sean puntuales que ríete tú de los de los suizos y demás familia. 

Y lo que convierte ya al S.O.S. en un festival en el circuito es el precio de las copas (un mini 7,50€) y de la comida (un pastel de carne 3€, un kebab 5€), por lo que no me extraña que hubieran tantos botelleos y picnics-no-tan-improvisados a las puertas de la Fica.

La primera noche disfrutamos de los conciertos de The KooksVetusta Morla (casi tan buenos como Los Piratas) y MGMT. En una de las escapadas al baño, HM y yo aprovechamos para ver la zona de exposiciones y poser de una manera tan casual como ésta (qué me gustan los brillis y hacerme la muertita sánchez):

 


La segunda fuimos pivotando de la Zona DJ a ver a Varry Brava (¡¡¡cómo me pueden gustar y lo que odiaba a Nacha Pop!!!) en el escenario "Piss de Cierzo/Zumo de Bambi" y de allí al escenario "Agua de Espinardo" a ver a White Lies, Editors, Suede (donde me dejé voz y salud como una quinceañera cualquiera, delante de Brett "Qué sabe nadieeee" Anderson), vuelta a la Zona DJ esperando a Tiga, para descubrir que le dio el lado minimal y se dejó la parte maricadivertida en su puta casa. Así que a dormir, que ya estaba bien para tener la edad de Cristo...

Realmente, la música es la excusa. 

 



Lo que tienes al comprar la entrada son 48 horas de fiesta ininterrumpida, donde ir haciendo la mamarracha con todo el mundo que te encuentras. Porque te encuentras con todo el mundo, y no hay que ser una socialité para que eso pase. Claro está que este festival no sería lo mismo sin los problemas de cobertura a la hora de llamar por teléfono y mandar mensajes. Eso sí, el año pasado fue peor, que me llegaron aviso de "Estoy encima de una silla pegando saltos a ver si me ves" como que tres días más tarde.

 
 

Pero, ¿qué sería del S.O.S. sin los problemas de cobertura y sin las gafas del Primark?


[Canción recomendada: MGMT "Kids"]

6 comentarios:

MM de planetamurciano dijo...

En serio; creo ke jamás he rentabilizado tanto una entrada para lo ke sea como el abono del SOS; es ke dan para tanto dos días ke aún estoy ordenando la información y desde luego, creo ke necesitaré meses para recuperarme.
Ke bien todo, de verdad...¡¡¡Orgullo panocho, leche!!!
Prefiero hablar de esto y no de lo petardazo ( en el peor sentido) ke me parecieron los conciertos de Suede y Vetusta.

Sr_Skyzos dijo...

Hay que sacar siempre el lado positivo. Es una fiesta alucinante, tirada de precio y hace que descubras música (Varry Brava y The Kooks, que no los conocía, o Vetusta Morla, que de tanto recomendármelos, les cogí manía.)

A mí me gustaron Suede y Vetusta, y otros años me parecieron un rollazo Franz Ferdinand y Pete Doherty. Para gustos...

MEG dijo...

Yo tenía ganas de ir, pero la necesidad obliga y el trabajo era lo primero.

Los Vetusta Morla son un gran grupo, tengo el primer disco original, por si te apetece que te lo grabe.

La fotico con los amigos del final está muy chula y la tuya con AR también.

Migue dijo...

Fantabulosa crónica, estimado... y un gusto para los ojos.

hm dijo...

A mi el concierto DE Vetusta... estooooo... la zona de Dj's genial y la sesión de fotos en la exposición... cada vez que las veo me meo...

Sr_Skyzos dijo...

*Meg: Por ahora me han respetado tres de las cuatro ediciones del SOS en el curro, así que no me he podido quejar.

El SOS fue un desenfreno fotográfico. Y divertidísimo.

*Migue: ¡Estás fatal!

*hm: A mí me gustó. Entiende que no había escuchado nada de ellos. La Zona DJ es la sorpresa SIEMPRE. Y la exposición, con sus más y sus menos, tenía su aquél.