jueves, septiembre 01, 2011

631. Reina por un día (I): El Escriba

Hoy jueves, 1 de septiembre, empiezo una sección en este blog que no sé ni la periodicidad ni la duración que tendrá. Porque no depende de mí. Depende de vosotros. 

Hace tiempo que mandé un correo a una lista de amigos, blogueros, exblogueros y comentaristas habituales para que escribieran algo (LO-QUE-FUESE) para publicar aquí, una especie de "pluma (con perdón) invitada". Una manera de oxigenar esto un poco y de que se pueda cumplir un ritmo de posts que, si no lo puedo alcanzar yo solo, lo haga con la ayuda de mis amigos. 

Este ha sido el primer regalo que he recibido de mi cumpleaños, y no podría ser de otra persona. Un ejemplo de que conocer gente a través de la red no tiene por qué derivar en extrañas relaciones con asesinos en serie y demás familia.

Con todos ustedes, El Escriba:



CÓMO CONOCÍ AL SEÑOR SKYZOS

Fin del verano de 2008. Tenía pendientes unas semanas de prácticas en el hospital con nombre impronunciable para la gente de fuera de Murcia; para finalizar el posgrado que había estado haciendo durante ese curso, y creí que había llegado el momento.

Antes, tenemos que retrotraernos a un año. El otoño de 2007 fue un momento duro en mi vida: una mala experiencia laboral, el paro, bastantes ilusiones truncadas y mucho tiempo libre mientras buscaba trabajo. Un día una buena amiga se hace un blog para darse a conocer en la blogosfera, (Sí lo sé, un poco tarde, porque la agonía de los blogs estaba a punto de empezar) e investigando, investigando llegué a ese blog, que más que un blog es una religión, llamado Planeta Murciano. Una vez pasada la fascinación por sus contenidos, pasé a ver quién se relacionaba con él y encontré EL AEROGUATUTÚ. Un blog fresco, divertido, con gustos afines y una filosofía de vida muy parecida a la mía. Se convirtió en un imprescindible, al igual que lo hicieron La Central Nuclear del Sr Burns, Palabras que no dicennada y la Nena Melena, entre otros. 

Recuerdo las dudas antes de comentar por primera vez, pero lo hice, ya había leído mucho y necesitaba pasar a la acción. Lo sé, sé que sigo siendo un voyeur de blogs, que El Escriba a lo único que se ha dedicado es a comentar, que se sabe poco o muy poco de él en la blogosfera, pero  siempre he pensado que no tenía nada interesante que contar. El feedback fue positivo y durante un año seguí al Aeroguatutú y a través de él, viví los preparativos de ese ¿último? Canomori al que la boda de un primo legañoso no me dejó ir, además de momentos alegres, tristes, musicales, con diseño… 

Quería desvirtualizar (una palabra tan de moda en la era de las Redes Sociales) y dejarme mostrar, encontrar cercanía, complicidad, más allá del comentario y su respuesta, así que me decidí a mandar dos emails: uno a MM y otro al Sr. Skyzos. De los dos encontré respuesta, pero me sorprendió la de este último: seis líneas en las que se mostraba cercano, pero a la vez cauto. Después de una cadena de mails, conseguimos encontrar el momento.

             GLORIETA DE MURCIA, TARDE DE UN JUEVES DE SEPTIEMBRE.

Estaba nervioso, también me pasó con MM. Yo sabía mucho de ellos, pero ellos de mí, no. Como todo ser humano tenía miedo al rechazo, a que se esperaran otro tipo de persona, con otros gustos…  pero había que arriesgar. 

El 5 A me dejó justo en el lugar donde habíamos quedado. No había mucha gente, porque aún hace calor sofocante en esas fechas y de repente lo vi. Yo tenía la suerte de saber cómo era físicamente, pero él no y me consta que se esperaba otro tipo de persona, más mayor, con más peso, con más pelo… aún con esas creo que no se llevó una sorpresa desagradable. 

Nos sentamos en  un lugar fresco de la Plaza del Cardenal Belluga y comenzó lo que luego se convirtió en un ritual: un café y un Nestea. El encuentro duró un tiempo que no sé precisar, no conseguimos callarnos. Hablamos de todo un poco: el amor, los amigos, el cine, el maricarmenismo, Lost (luego sería él el que me despertaría a las 6 de la mañana de aquel día de mayo para ver juntos el último capítulo) fue un rato agradable, los dos comentamos que la impresión fue positiva y que no estaría mal repetirla, aunque luego tuviera que volver corriendo al sitio porque se había olvidado el móvil…

Así fue.  Después, durante un año nos tomamos unos cuantos caféNesteas, viví con él mi primer Bando (vestido de azul), me hizo dormir con OSITOS, me dio un papel en la sexta y (neverending) temporada de Queer as Folk y me impuso un hábito de monja sin saber que casi se acabaría convirtiendo en realidad. Todas estas cosas y muchas más, hasta el punto de necesitar un poco de METADONA de vez en cuando para poder pasar los días sin él.

(Podría seguir diciendo muchas más cosas, pero lo más importante es que todo eso él lo sabe y ahora queda públicamente expuesto para el disfrute de todo el mundo.)



 *****     *****     *****     *****


Ahora le toca a él contestar los comentarios, para eso es Reina por un día.



[Canción recomendada: The Solids "Hey Beautiful (O.S.T. How I Met Your Mother)"]

9 comentarios:

MEG dijo...

Ains, Maricármenes, yo también recuerdo cómo empezó a hablar el Sr, Skyzos de que había conocido al Escriba y le había parecido normal... Y de cómo lo conocí yo en aquel bando famoso, con ex-profesor de Psicología incluido.

Ahora ya se ha convertido en un habitual nuestro. Con sólo decir que es uno de los pocos que ha visto mis zapatos de boda...

Sr_Skyzos dijo...

Perdí el móvil, con lo que me costó aparcar en el centro de Murcia. Tuve que volver y pilló el día que bajaban a la Generala del santuario. No sé cómo pude aparcar y volver a la cafetería.

Y sí, lo que más me llamó la atención es que el Sr. Escriba (no De Balaguer) era una persona normal... No es que hubiese tenido muchas experiencias de conocer a gente "in person" después de la presentación virtual por la red; pero dos o tres casos de medio sicópatas me habían dejado escamado...

Y sí, pensaba que me iba a encontrar con un osazo al que era más fácil saltar que rodearlo y me vi a un tiarrón que se me cayeron las bragas del susto.

Y ahí sigue. Tres años después. No, si al final no va a ser tan normal como parecía...

El Sombrerero Loco dijo...

Pues menuda suerte encontrar a alguien normal, yo por el blog sólo conozco tarados y por otras páginas ni cuento, que son todos una panda tarados... suerte que yo aporto luz a sus vidas xD

Un cangrejo desde la Luna dijo...

Enternecedora historia de amor, añoro conocer a alguien así, tengo que empezar a cambiar ciertas actitudes :)

A estas alturas no sé quien es el de Nestea y quien el del café, soy un desastre :(

I punto

El Sombrerero Loco dijo...

Yo cuando quieras te mando un post sobre cómo nos conocimos, tú pide por esa boquita... xD

Gárgamel dijo...

¿Lo de dormir con ositos es que os montásteis una orgía con osos bajitos? :P

Bonito relato, eso sí. Algunas (pocas) veces vale la pena bajar un poco los escudos.

El escriba dijo...

*Meg: ¡Además ese Bando era tu cumple!. Nunca olvidaré la impresión que me llevé cuando vi a ese "sujeto" en la misma habitación, casi me tengo que sentar...

*Sr_Skyzos: Sabes perfectamente que, en realidad, estoy haciendo un experimento con vosotros y sacando datos para tesis doctoral.

*El Sombrerero Loco: Sabes bien que no solo aportas luz a sus vidas...

*Un cangrejo desde la Luna: Lo de querer conocer al Sr. Skyzos fue fenómeno fan total por mi parte. Lo del café y el Nestea tendrás que descubrirlo por ti mismo...

*Gargamel: ¡Gracias!. Lo de dormir con ositos es literal, y hasta aquí puedo escribir...

hm dijo...

Pues sí, desde luego que es una suerte encontrar gente normal en la red... yo mismo soy un impresentable, además de un psicópata peligroso... pero esa es otra historia.

El Sombrerero Loco dijo...

hm consideras "normal" a skyzos??? que cosas...